¿Por qué sube la marea?

Los que vivimos en la costa, cerca de la playa, estamos acostumbrados a ver que el mar a veces está más cerca y, a veces, más lejos. Es decir, que hay mareas. Muchos de nosotros nos hemos preguntado en algún momento, por qué se producen las mareas. Vamos a intentar comprenderlo.

Fundamentalmente, las mareas son cambios en el nivel de las aguas de los océanos provocadas por la fuerza que la Luna ejerce sobre la Tierra. Hay que tener en cuenta que la Tierra está cubierta de agua en más de la mitad de su superficie.

La Luna y la Tierra están siempre en movimiento y entre ellas se producen fuerzas de gravedad. La parte de la Tierra que, en cada momento, está más cerca de la Luna sufre una fuerza mayor y esto hace que suba el nivel de las grandes masas de agua, produciendo un retroceso del agua en la costa. Como si la aspirara una aspiradora. La parte más lejana sufre el proceso contrario.

Las mareas dependen del contorno del océano, por eso no son iguales en todos los lugares. Por ejemplo, el Mar Mediterráneo casi no tiene mareas, porque está en su mayor parte rodeado de tierra. Tampoco hay en los lagos ni en los ríos.

Entonces, si no hubiera Luna, ¿no habría mareas? Pues, no. También tendríamos mareas, producidas por el Sol, aunque las percibiríamos en menor nivel. El Sol también ejerce fuerza sobre la Tierra, aunque en menor medida.

Las mareas siguen un ciclo, una pleamar y una bajamar cada 12 horas, aproximadamente. Por lo que, al día, tendremos dos mareas.

Deja un comentario