Desayunos Saludables para niños

Si tienes querubines en casa y deseas que su primera comida del día sea saludable, te interesa este artículo. En este post te daremos algunos tips y consejos para hacer desayunos saludables para niños. Serán deliciosos y tus pequeños quedarán complacidos.

Cómo preparar desayunos saludables para niños

El desayuno se considera la comida más importante del día. En el caso de los niños, debe tener la cantidad de glucosa necesaria para que el niño pueda jugar y aprender durante el día. Esto no quiere decir que debe estar cargada de azúcares, que lejos de alimentarlos, lo que puede ocasionar es tener un niño con obesidad o ser propenso a ella.

Lo ideal es que la primera comida del día de un niño, esté cargada de alimentos que les provean de energías suficientes para afrontar el día. Un desayuno  con cereales, frutas, lácteo y algo de proteína no quedaría mal. Debe ser completo y equilibrado, sin caer en dar alimentos pesados o muy condimentados. Harinas integrales, quesos, jamón u otras proteínas son ideales para comenzar el día de nuestro peque.

Desayunos saludables para niños de un año

A esta edad, ya el ser humano tiene seis meses de haber comenzado su alimentación complementaria. Por lo general a esta edad (o antes) ya prueba, o tiene que empezar a comer alimentos sólidos; lo que conlleva a que conozca distintas texturas, incorpore otros alimentos y pueda beber otros zumos.

Un desayuno ideal para esta edad es un vaso de leche, miel y semillas de quinua. Se deben remojar las semillas en este líquido una hora antes. El niño puede comer estas semillas ya remojadas junto con un pan dulce o salado. La quinua es una semilla cargada de fósforo, hierro, calcio, proteínas y nutrientes, fundamentales para un niño en crecimiento.

Otra combinación ideal es pan con tortilla de huevo y espinaca. El huevo representa una fuente de proteína y la espinaca aporta hierro. Puedes acompañarlo con un rico zumo de papaya, endulzado con un poco de azúcar o miel o simplemente deja que tu hijo disfrute del sabor natural de la fruta.

Este desayuno le encantará a tu peque si es amante del chocolate caliente: en una taza vierte chocolate caliente, pica varios trozos de dos tostadas de pan y acompáñalo con unos pedazos de queso fresco. Es un desayuno que cargará a tu hijo de energía y vitalidad por mucho tiempo.

Desayunos saludables para niños de tres años

A esta edad, los niños ya comienzan formalmente su etapa de preescolar; por tanto requieren de alimentos ricos en carbohidratos, frutas y proteínas.

Lo ideal es que su primera comida sea lo suficientemente nutritiva, porque en su estancia en el cole, seguro quemará mucha energía. Un desayuno ideal son unas panquecas de avena. Estas están hechas de cambur, huevos, miel leche y avena. Solo debes mezclar todo en una licuadora, tostar en un sartén ¡y listo! Unas panquecas deliciosas  para tu querubín.

Un sándwich de queso, jamón, con un toque de miel y canela también es muy suculento y atractivo para los niños a estas edades. Unas tostadas rellenas con queso y mermeladas de los sabores preferidos de tu hijo son deliciosos y pertinentes a su edad. Procura acompañar los desayunos con jugos o frutas naturales. Tienen mucha fibra, glucosa y energía necesaria para tu niño.

Desayunos saludables para niños en el colegio

Los niños que están en esta etapa, requieren que la primera comida del día sea saludable y le provea de energía para concentrarse y aprender. Otra cosa importante es que los alimentos no estén cargados de azúcar que les pueda ocasionar obesidad.

Un desayuno divertido y delicioso para un niño de esta edad son unas crepes de frutillas y nata. Sobre la crepe, esparce la nata, pica fresas y cambur y agrégalas y enróllalas sobre sí mismas. Este desayuno es divertido, cargado de carbohidratos y mucho sabor.

El arroz con leche, acompañado de unas lonjas de manzana verde previamente caramelizadas en un sartén, con un toque de miel es original y muy rico. El clásico arroz con leche (arroz hervido con leche, cascara de limón y canela) está cargado de fibra y además tiene la proteína de la leche.

Desayunos saludables para niños escolares

Durante esta etapa es necesario que tu peque se aleje de ciertos alimentos que pueden causarle obesidad e incluso hiperactividad. Es necesario que la alimentación diaria, sobre todo al desayunar esté cargada de frutas, cereales naturales y frutos secos. Estos últimos son realmente nutritivos y proveen de grasas beneficiosas para el organismo y evitan la obesidad infantil.

Hay un desayuno muy nutritivo que seguro a tu niño escolar le encantará: un bizcocho integral, con cambur. La preparación de este bizcocho puede estar acompañada de avena, miel, semillas de sésamo, almendras, nueces y avellanas. También agregar mantequilla o aceite. Algo de leche, huevos y si deseas ponerle un plus, hazla de chocolate añadiendo cacao en polvo. Integra todo, mete al horno ¡y listo! Un súper desayuno para tu peque.

También puedes hacer muffins de avena y plátano. Con harina integral, cambur, mantequilla, huevos y leche. Integrar con una batidora y verter en moldes. Son una excelente opción para desayunar de forma nutritiva.

Desayunos saludables para niños de preescolar

Durante esta etapa, los niños gastan mucha energía, requieren de insumos nutritivos extras para jugar y divertirse en su preescolar. Una de las opciones es un yogurt acompañado de fresas, duraznos y granola. Es muy nutritivo y delicioso. Muy práctico también para hacer.

Otra opción es un sándwich de pan integral con mantequilla de maní y mermelada. Cargado de mucho sabor y con ingredientes que darán a tus pequeños, mucha energía. Lo puedes acompañar con un vaso de leche o un zumo de frutas endulzado con miel.

Otra alternativa de desayuno es avena acompañada de cambur y fresas picadas. También puedes agregarle frutos secos (almendras, pasas, nueces, avellanas y semillas). Esto dará energía y grasas saludables al cuerpecito de tu hijo en crecimiento.

Finalmente, un pan con salsa de tomate, queso mozzarella y jamón en el tope, resulta una especie de pizza. Es muy delicioso y cargado de sabor. ¡Tu niño quedará encantado con este rico desayuno!

Deja un comentario