Cómo Motivar a un Niño a Estudiar

Para motivar a un niño a estudiar, nos podemos valer de ciertas actividades educativas que despierten su interés y participación. Siempre teniendo en cuenta su edad  y  el grado o nivel educativo que esté cursando; de esta manera lo adaptamos a su necesidad particular. Para ello existen ciertos tips, que te ayudarán al respecto:

  • Lo primero es acondicionar un espacio adecuado, que será donde se realizarán siempre las tareas y el estudio; bien iluminado, cómodo, que no tenga cosas que nos parezca que pudieran distraer al niño (televisor, juguetes, radio, entre otros); solo los materiales que necesitemos para trabajar; y con esto, también ayudamos a su concentración.
  • Hay que establecer el horario en el que nos dedicaremos a trabajar con el; en función de su edad, el tiempo que dedicaremos lo podemos extender; es decir, si son pequeños (de edad inicial), será menos tiempo que si están en la primaria; así le vamos favoreciendo en tener una rutina de estudio.
  • Una manera de reforzar esta rutina es diseñando un itinerario, donde  coloques la hora en la que se hará esa rutina; y como estímulo, hacer al final de las actividades de estudio  algún juego de su preferencia, como motivación; para que todos los días la haga con  la mejor disposición.

Al principio suele ser difícil, pero si somos constantes será positivo para el niño. Otro detalle es que, todo esto debe ser cuando ya el niño esté descansado, haya comido  y que no sea por la noche, porque a esas horas ya el cuerpo del niño está agotado y responde menos, sobre todo si se trata de estudiar.

Cómo motivar a un niño de 6 años a estudiar

A los 6 años, el niño está iniciando la primaria; de allí que lo primordial sea que se afiancen buenos hábitos de estudio, ayudándole durante su recorrido académico. En este sentido, nos debemos sentar con ellos mientras van acostumbrándose progresivamente  a realizar su rutina de estudio por sí solos.

El tiempo recomendable cuando estudiamos con un niño de 6 años es de aproximadamente unos 30 minutos (dividido en tiempos de 10 minutos  y 5 de descanso); porque en esta etapa les cuesta estar sentados por mucho tiempo. Además, como están iniciándose en la lectura independiente, es favorable usar textos cortos acompañados de imágenes que le ayudan a la comprensión y que les resulte interesante. En los niños de esta edad, la repetición y mapas mentales coloridos los motivan más en el tema a estudiar.

motivar a un niño de 6 años

Cómo motivar  a un niño de 8 años a estudiar

En el nivel de 8 años, los niños ya deben tener bien establecida la rutina de estudio; y el tiempo idóneo para dedicarse a esta actividad  oscila  en los  45  minutos (en 2 partes de 20 minutos y 5 de pausa); no obstante, es importante dejarlos más independientes y no estar encima de ellos al momento de estudiar, pero sí orientarlo si lo necesita.

Cabe destacar que empezar a implementar técnicas como el subrayado, mapas conceptuales y esquemas, favorecen la comprensión y el aprendizaje de lo que se estudie. Así como el uso de  mnemotecnias, que les resulta atractivas a los niños de esta edad.

Cómo motivar a un niño de 10 años a estudiar

Un detalle que nos ayuda en gran manera a esta edad es hablarle al niño sobre personas  exitosas en alguna profesión (médicos, deportistas, etcétera); para que comprenda lo importante de estudiar y esforzarse para obtener buenos frutos.

Las estrategias como  resúmenes, acrósticos, entre otros, son útiles para  un niño de 10 años;  esto le ayuda a comprender y memorizar mejor. Más aún, si realizamos  ejercicios de relajación  antes de ponerse a estudiar.

Deja un comentario