Cinco sitios emblemáticos para viajar en la provincia de Cádiz

La Navidad ofrece algunos días libres para escaparse en familia. ¿Por qué no conocer con los peques algunos sitios emblemáticos de la provincia de Cádiz? Aquí te proponemos cinco (aunque hay muchos más).

Real Observatorio de la Armada de San Fernando

Su nombre ya impone: Real Instituto y Observatorio de la Armada. También su aspecto, ya que se alza altiva sobre un cerro y se divisa desde gran parte de la Bahía de Cádiz. Pero lo más impactante es el trabajo que se realiza allí dentro: es uno de los centros científicos más importantes del país, y es donde se establece la hora oficial de España. Astronomía, Geofísica y Hora son las secciones en las que se divide el Observatorio. La visita deja a niños y mayores con la boca abierta, no solo por la parte científica, sino porque los jardines y alrededores están especialmente cuidados, llenos de recobecos y escondrijos. El Observatorio ha cumplido ya 260 años de existencia, y esos más de dos siglos se pueden contemplar a través de una colección de instrumentos compuesta por casi 200 objetos, entre cronómetros, anteojos, lentes, espectómetros, relojes, pluviómetros y un sinfin de elementos que han servido a la ciencia con pericia.

Dónde está: Calle Cecilio Pujazón, s/. San Fernando.
Más información: http://goo.gl/4UjTUI

Faro de Trafalgar

Quizá sea el lugar más emblemático de toda la provincia porque es el que mejor representa a Cádiz: mar, Historia, Arqueología. El faro de Trafalgar se levanta sobre los restos de un templo romano dedicado a Juno, y también conserva vestigios de su pasado árabe. Pero desde 1805 el faro se olvidó de su pasado más remoto cuando vio cómo justo en frente miles de marineros morían ahogados mientras se libraba la Batalla de Trafalgar. Una placa recuerda que es un lugar cargado de historia, de una historia cruel motivada por los seres humanos. Pero también de una belleza y una magia moldeada por la propia Naturaleza, porque allí podemos disfrutar del Monumento Natural Tómbolo de Trafalgar, una hermosa lengua de arena que une tierra y mar. Por dentro no se puede visitar, pero seguro que lo que hay en su interior no tiene nada que envidiarle a lo de fuera.

Dónde está: Carretera A-2233. Los Caños, Barbate.
Más información: http://cadizpedia.wikanda.es/wiki/Faro_de_Trafalgar_%28Barbate%29

Castillo de San Sebastián

Aunque no se visite en su interior, merece la pena acercarse al menos hasta su puerta. Puede que el camino para llegar a ella sea el más bonito de Cádiz. El Castillo de San Sebastián está en plena playa de la Caleta… o más bien, en plenas aguas caleteras, porque está enclavado en una pequeña isla a la que solo se puede acceder a través de un malecón. Y si la ida es bonita, con sus barquitas y su castillo al fondo, la vuelta no lo es menos, porque desde ese paseo se divisan perfectamente los defectos y virtudes del Balneario de la Palma -el lugar donde se ubica el Centro de Arqueología Subacuática- y parte del barrio de la Viña, tan gaditano. El castillo se sitúa donde parece ser hubo un templo dedicado a Kronos. A principios del siglo XVIII comenzó a construirse, y aún conserva, después de un complejo proceso de rehabilitación, todos esos aspectos que debe tener un castillo defensivo: parapetos, fosos, puentes levadizos… y, cómo no, cañones. Durante la Navidad, aunque está de obras, se puede visitar por dentro.

Dónde está: Playa de la Caleta. Cádiz
Más información: http://laciudad.cadiz.es/detallesedifreligioso.asp?id=250&tp=Castillo

Real Escuela Ecuestre

Si a los pequeños de la casa les gustan los caballos, este es su sitio. La Fundación Real Escuela de Arte Ecuestre es un lugar donde estos animales son los verdaderos protagonistas. Allí hay innumerables cosas que hacer: visitar el Museo del Enganche, el Museo de Arte Ecuestre, los jardines y salones del palacio donde se ubica, las cuadras donde viven los caballos… Pero sobre todo, esta Escuela tiene una especialidad: la exhibición ‘Cómo Bailan los Caballos Andaluces’, un original ballet ecuestre con música española y vestuario del siglo XVIII. En cada representación se realizan de 6 a 8 coreografías espectaculares, que incluyen demostraciones de doma vaquera, doma clásica, y un carrusel, entre otros.

Dónde está: Av. Duque de Abrantes, s/n. Jerez
Más información: http://www.realescuela.org/home.htm

Faro de Chipiona

Si existiera una competición de faros, ganaría el de Chipiona. Al menos, por alto. Dicen también que es el tercero de Europa, y el quinto del mundo, pero eso no parece ser del todo cierto. En cualquier caso, es impresionante. Desde su base hasta la punta alcanza los casi 70 metros de altura y 344 escalones, y se empezó a levantar en 1860 para indicar la entrada al río Guadalquivir. Para su construcción se empleó piedra ostionera de las canteras de Chipiona, de ahí que una de sus playas se denomine precisamente así, Playa de las Canteras. Una de las características más curiosas que tiene para contar a los niños es que es uno de los pocos faros de España de los llamados “aeromarítimos”, es decir, que lanza su haz luz tanto en horizontal como en vertical, por lo que sirve para barcos pero también para aviones. Los viajeros pueden verla aun estando a 80 millas, y lanza destellos cada diez segundos.

Dónde está: Avenida del Faro, 42. Chipiona.
Más información: http://www.aytochipiona.es/ciudad/monumentos.html

Deja un comentario